viernes, 23 de enero de 2015

3era charla mes de Enero

PERSIGUIENDO TUS SUEÑOS

luchar por nuestros sueños, no se trata de una fantasía, no es solo una cosa de niños, se trata de  no dejarse llevar  por la rutina, que no sea ella quien determine el rumbo de tu vida,  somos seres excepcionales, y sólo si creemos en algo y queremos que ocurra, ocurrirá. Tenemos que perseguir nuestros sueños, no verlos como algo ficticio o sin sentido. Si sentimos un impulso para hacer algo grandioso, que nos motiva a continuar adelante, a seguir viviendo hasta ver cumplidos nuestros sueños, no lo dejes marchar.

La mayoría de personas pensaran que en tú en la vida podrás ver tu sueño hecho realidad, hay que asumirlo… pero sólo te lo dirán porque ellos son incapaces de cumplir sus sueños y de lanzarse a lo desconocido. La mayoría están programados para no mirar más allá, ¡pero tú eres especial! porque sabes que dentro de ti hay algo que se rebela, algo en lo más profundo de tu ser sabe lo que realmente necesitas y lo que no.


Tú sabes que eres auténtico, que no caes en la espiral superficial que rodea a otros, que no se conforma con lo impuesto; porque no puedes soportar las injusticias. Pero el sistema falla, no es perfecto, porque tanto tú como yo podemos buscar más allá de lo que nos dicen, de lo que nos enseñaron, de lo que se supone que es verdadero. ¡Pon en marcha ese gran potencial que te hará triunfar en lo que te propongas!

lunes, 19 de enero de 2015

2da charla mes de Enero

¿Cómo alcanzar mis metas con éxito?

Muchas veces, nos proponemos metas que consideramos difíciles e incluso, en ocasiones, imposibles. Frente a esta situación muchas veces nos sentimos frustrados y nos paralizamos ante la posibilidad de no lograr lo que queremos. Para alcanzar nuestras metas personales y laborales, solo necesitamos de los ingredientes adecuados para poder enfrentar de la mejor forma posible, las adversidades. Ninguna de nuestras metas deben considerarse inalcanzables, con trabajo, esfuerzo y pasión podemos lograr lo que queramos. Es por ello, que aquí te daremos algunas recomendaciones que te ayudaran a alcanzar tus objetivos de forma productiva y fructífera. A continuación, te presentaremos, cómo alcanzar mis metas con éxito.
Seguridad. Para poder lograr nuestros objetivos y metas, en primer lugar, debemos tener seguridad en nosotros mismos. La confianza es la clave del progreso. Tú eres capaz de lograr todo aquello que te propongas y estas capacitado para conseguirlo. No dejes que nada te haga dudar de tus aptitudes, cree y confía en tus habilidades.
Esfuerzo. Para alcanzar nuestras metas tenemos que trabajar duro, nada se consigue sin esfuerzo. Debes tener claro que necesitaras ser paciente y perseverante. Para lograr lo que deseas deberás hacer algunos sacrificios de otras cosas que también te agradan. Pero debes hacer un balance de cuáles son tus prioridades y actuar en función de ellas. Piensa bien que es lo que quieres y si vale la pena sacrificar otras cosas.
Perseverancia. En este camino, muchas veces viviremos situaciones frustrantes y poco gratificantes. No decaigas, estas situaciones nos enseñaran a actuar de mejor manera y a elegir nuevos caminos para lograr lo que queremos. No siempre sale todo como lo planeamos, pero esto también forma parte del proceso. Esto nos permitirá ratificar o rectificar lo que deseamos y darle el verdadero valor que tiene.
Asumir los errores. Reconocer los errores y aprender de ellos, nos permite superarnos y mejorar. Cuando sucedan este tipo de situaciones, tómate un tiempo para pensar cuál fue el error y cómo puedes evitar que vuelva a suceder. Considéralo como una enseñanza y no como un fracaso. Evita depositar en los demás la causa de tus errores ya que de esta manera no podrás superarte a ti mismo.
Actuar. Una vez que ya tengas claro lo que quieres y cuál es el camino para alcanzarlo, debes ponerte en acción. Nuestras acciones son las que definirán nuestro progreso. Si te quedas esperando que las cosas sucedan, puede que nunca pasen. Para lograr nuestras metas debemos hacer algo, nadie hará algo para alcanzar tus metas, solo depende de ti.
Limitaciones. Tener en cuenta nuestras limitaciones, es fundamental en este proceso. Debes tener en claro cuáles son los aspectos en los cuales te destacas y tienes facilidad. Trata de trabajar en ellos para poder avanzar. No trates de llegar por el camino más fácil, recuerda que si realmente quieres alcanzar tus metas, el camino no será fácil, pero valdrá la pena.

Arriesgar. No malgastes tu tiempo lamentándote de cosas que ya pasaron o de lo que pudo haber sido. Piensa en el hoy y en lo que puedes hacer para alcanzar lo que deseas. Muchas veces, deberás arriesgarte y tomar caminos difíciles, pero no te desalientes, que lo podrás superar. Se positivo y piensa que todo va a salir bien. El pensamiento positivo es una de las claves del éxito.

viernes, 9 de enero de 2015

1era charla de Enero 2015


LIDERAZGO CONTAGIOSO


John Hersey, en su libro “Creating Contagious Leadership“, describe nueve competencias o hábitos que inspiran una cultura de liderazgo contagiosa, aplicable en otros tipos de negocios, o incluso en la vida en general. Él cree que los líderes tienen que tomar la decisión manifiesta de adquirir estas habilidades:
1. Centra la atención en los actos de liderazgo de otros
Este es el hábito de centrar la atención, directa o indirectamente, en los esfuerzos de liderazgo y los logros de otros miembros del equipo. Para los gerentes y líderes que no contagian el liderazgo, el centro de atención parece estar siempre en sí mismos.
2. Cultiva cualidades de carácter positivo
Los líderes que contagian tienen la costumbre de poner en relieve las opciones que son eficaces sobre “cómo” se llevaron a cabo las cosas y no solamente “lo que” se logró. No sólo son los números, se trata de  ¿cómo ejerció su rol? , o ¿quién tomó las decisiones correctas?
3. Fomenta ampliamente el reconocimiento
No te limites a articular las acciones específicas que merecen elogios. Los líderes que contagian explican por qué y cómo hizo un buen trabajo, mientras que los gerentes y los líderes convencionales dicen sólo “Buen trabajo, Harry.”
4. Haz hincapié en los puntos fuertes, te llevará a la grandeza
Los gerentes convencionales se centran en los defectos de la gente y los señalan con tanta frecuencia como les es posible. Los líderes que contagian alimentan la costumbre de reconocer los puntos fuertes, lo que les ayuda a extrapolar su grandeza.
5. Comunica a menudo y con eficacia
La costumbre de intercambiar constantemente información, pensamientos y sentimientos abiertamente y honestamente construye la moral, mejora la productividad y fomenta el liderazgo que contagia.
6. Proporciona una visión sin obstrucciones
Los líderes que contagian fomentan el hábito de enfocar las acciones con una imagen clara y sensorial rica con el resultado deseado. Los gerentes tienden a tener sólo una vaga imagen de hacia dónde  va la empresa, por lo que son incapaces de compartir una visión coherente con los demás.
7. Realmente entra en la vida de las personas
Cultiva el hábito de conocer realmente tu activo más valioso, la gente. Los gerentes evitan cualquier implicación real. La mayoría no sabe si las personas con las que tratan están casadas ​​o solteras, o nada de ellos. Los líderes que contagian conocen a su gente personalmente y hacen cosas para ellos, no porque sea bueno para el negocio, sino porque realmente les importa.
8. Apasionadamente apoya a tu gente
Los gerentes siempre están controlados, en lugar de estar totalmente comprometidos y dispuestos a tomar riesgos. Los líderes que contagian se apresuran a apoyar a su equipo y siempre dan la cara por ellos, incluso en la adversidad.
9. Enseña una mentalidad permisiva
Los líderes contagiosos forman a su equipo  para que siempre asuman que tienen permiso para hacer las cosas a su manera. Tratan de extender el concepto de liderazgo contagioso, en lugar de restringirlo. Los directivos quieren un equipo de imitadores y seguidores.

En resumen, los líderes no son lo mismo que los gestores. Los gerentes se centran en el proceso, mientras que los líderes se centran en las personas. Los líderes influyen en las personas para hacer que las cosas sucedan, en lugar de decirle a la gente que las cosas sucedan. Los líderes contagiosos crean una cultura que inspira a todos a participar plenamente.


lunes, 29 de diciembre de 2014

4ta Charla Mes de Diciembre

Felicidades a todos!!!

Por estos días comienzan a hacerse los preparativos para las fiestas de fin de año. 

Por esto, es usual ver que en las casas se construyen los árboles y pesebres, las ciudades comienzan a iluminarse con las luces de colores y los almacenes preparan las vitrinas que van a mostrar sus productos navideños.

En las familias, los niños inician su periodo de vacaciones y piensan en los regalos que esperan, colaboran con la decoración de su hogar y se levantan un poco más tarde de lo usual, mientras los mayores hacen los preparativos para los días que estarán fuera del trabajo, las visitas de otros familiares y todo lo que acompaña la diversión de navidad.

La navidad y el fin de año son época de diversión y relajación. Todo lo que queremos es pasarla bien en compañía de nuestros familiares y amigos.

Debido a la relajación de las costumbres, al ambiente festivo y a la permisividad respecto a los horarios y el consumo de alcohol, pasamos por alto medidas de seguridad que en otros períodos vigilamos constantemente.

Disfrutemos de la navidad y las fiestas de fin de año, pero hagámoslo sanamente. Controlemos el consumo de alcohol, evitemos conducir si hemos bebido o no hemos dormido bien.

Hagamos todo lo posible por no pasar estas fiestas en un hospital o lamentando un descuido. Identifiquemos y evitemos correr riesgos innecesarios y pensemos si correríamos esos riesgos en otra época del año.

Este año fue especial para las empresas del Grupo J&R, un año donde nuestra unión marco el fortalecimiento de muchos avances importantes. También sabemos que hay metas por alcanzar, por lo que seguiremos trabajando juntos en pro de lograr los mejores resultados.


“El equipo de trabajo del grupo J&R les desea pasen una Feliz Navidad y  esperemos un nuevo año lleno de alegría, salud y felicidad”


lunes, 22 de diciembre de 2014

3era Charla Mes Diciembre

PROTECCIÓN VISUAL
El equipo para protección visual se han utilizado en la industria de la construcción desde 1910. Indudablemente, muchos trabajadores se han salvado de graves heridas en los ojos gracias a que estaban usando el equipo de protección visual cuando ocurrió la lesión. Usted quizás conozca casos de trabajadores que se han ahorrado heridas o incluso la ceguera por utilizar protección visual en el momento propicio.
·         Tómese el tiempo para seleccionar el equipo adecuado
·         Utilice la protección visual apropiada para proteger los ojos de clavos, pedazos de madera, virutas de metal, polvos, ácidos y otras partículas y químicos flotantes relacionados con la construcción. Dependiendo de la naturaleza de su trabajo, usted debería usar gafas o anteojos de seguridad, o un protector de rostro completo.
En la actualidad, existe protección visual que protege contra todo tipo de exposición. Las personas que utilizan espejuelos con lentes correctivos pueden necesitar gafas o anteojos de seguridad recetados para ser utilizados sobre sus lentes regulares, protegiéndolos contra daños o roturas. Básicamente, existen cuatro tipos de partículas que pueden causar lesiones oculares en el trabajo:
·         Objetos voladores no identificados – Estos objetos microscópicos están formados por polvo y otras partículas que flotan en el aire, generalmente a causa del viento, operación de equipos o procesos de limpieza.
·         Partículas resultantes del corte de madera, afilamiento, corte con sierras, cepillado, martillado o uso de herramientas eléctricas.
·         Riesgos invisibles – Es difícil ver los rayos de luz tan dañinos que se generan en las operaciones de soldadura o con rayos láser, y sus efectos por lo general no se sienten hasta algunas horas después.

·         Líquidos – Los líquidos calientes como brea o asfalto, solventes, pinturas y soluciones para limpiar metal pueden causar serias lesiones en los ojos si llegan a salpicar su rostro. 

viernes, 12 de diciembre de 2014

2da Charla Mes Diciembre

Hacer Que Las Cosas Pasen


El que quiere puede, dice una frase de cajón. Es cierto que hay que querer las cosas. Alguno de los presentes no quiere un mejor sitio de trabajo, ¿en el cual sea más seguro y cómodo trabajar?

¡Todos tenemos deseos! ¡Y todos deseamos mejorar nuestra calidad de vida y condiciones laborales!

Pero algunas veces nuestros deseos pueden llevarnos a contradicciones:
  • Deseamos llegar a un lugar en tiempo récord
  • Deseamos aumentar la producción sin descanso
  • Deseamos reducir la accidentalidad y se omite las medidas de protección
O actuar de manera incorrecta:
  • ¿Permitir que el conductor exceda la velocidad sin llamar su atención?
  • Permitir horas adicionales de trabajo sin descanso
  • Permitir la violación de las normas que nos protegen
Los ejemplos anteriores ajustan a otra frase de cajón: “Dejar hacer, dejar pasar” ¡qué fastidiosa! Pero el mayor fastidio es que el ambiente de trabajo no solamente depende de los demás. También depende de cada uno de nosotros.

¿Cómo tendremos más seguridad si no llamamos la atención de quienes la ignoran?

¿Y cómo esperamos estar protegidos si las recomendaciones y mejores prácticas quedan en el papel y no se aplican como parte del trabajo diario?

No es suficiente con los deseos. La diferencia real la hacen las acciones. Nuestras acciones; lo que hacemos y dejamos de hacer. Si queremos un mejor ambiente de trabajo, debemos aportar para que eso ocurra. Es decir, ¡debemos hacer que las cosas pasen!

Ser permisivos y tolerantes es precisamente la vía contraria a la seguridad. Hacer ambientes seguros depende de nosotros mismos y esto es una realidad de la que debemos ser conscientes y por la que debemos trabajar constantemente.

Un mejor o peor ambiente de trabajo está dado por todo el grupo de trabajo y por lo que cada uno de nosotros hace y deja de hacer, así como de lo que cada uno de nosotros permite o impide hacer. Liderar la seguridad es actuar con respecto a ella para nosotros y para los demás.

Hacer que los deseos se conviertan en realidades requiere de nuestras acciones.
¡Actuemos positivamente por un mejor ambiente de trabajo!