viernes, 15 de agosto de 2014

3era Charla Mes Agosto

Sobrepeso, Obesidad y Riesgos laborales

 

 

La obesidad se define como un exceso de peso a través de la grasa de nuestro organismo. La catalogación de la obesidad es a través del índice de masa corporal (IMC). ¿Pero cómo influye el exceso de peso en nuestra vida laboral?

  

 

 

En general la población entiende cada día más la relación entre alimentación y salud. Sin embargo a pesar de tener esta percepción, son pocos los conocimientos concretos que se tienen para poder establecer nexos que nos ayuden a entender la concurrencia entre cuáles son las consecuencias de los hábitos alimentarios y la salud. Llevado al ámbito empresarial tenemos una situación parecida.

Más de un 50% de los trabajadores en activo de nuestro país presenta sobrepeso u obesidad. Además durante los cuatro años que duró el estudio la prevalencia del aumento de peso de los trabajadores fue en aumento.

¿Qué es la Obesidad?

La obesidad se define como un exceso de peso a través de la grasa de nuestro organismo. La catalogación de la obesidad a través del índice de masa corporal (IMC) es de 30kg/m2. A pesar de que el IMC presenta una buena correlación entre el peso de la persona y su grado de adiposidad (desarrollo graso) no es el único factor que se debe tener en cuenta, ya que el exceso de peso puede venir dado por el desarrollo y la densidad ósea, las vísceras o el desarrollo muscular del sujeto. Ejemplo, un culturista puede presentar un IMC de 30kg/m2, pero en este caso el exceso de peso viene dado por el gran desarrollo muscular que presenta el culturista, y es importante recordar que un desarrollo muscular alto no compromete la salud, por el contrario un alto desarrollo graso si puede llegar a comprometer la salud.

¿Cuáles son los posibles efectos negativos del sobrepeso y la obesidad?

Entre otros podemos citar los siguientes:

·         Complicaciones del aparato respiratorio tipo apnea de sueño.

·         Complicaciones cardiovasculares.

·         Diabetes (90% de los casos de diabetes tipo II son atribuibles a la ganancia de peso).

·         Aparato locomotor, afectando a la movilidad.

·         Aparato digestivo tipo hernia de hiato, reflujos.

·         Carcinogénesis.

·         Ácido úrico.

·         Alteraciones psicológicas.

¿Cuál es la relación de estos efectos en el ámbito laboral?

·         Complicaciones del aparato respiratorio: 

 

Apnea de sueño aumentando la probabilidad de somnolencia en el trabajo de especial riesgo en trabajos que implican manipulación o conducción de vehículos.


·         Complicaciones cardiovasculares:


 Aumento del riesgo cardiovascular aumentando la probabilidad de sufrir afecciones cardiovasculares como infartos, hipertensión arterial.


·         Diabetes:


 Retinopatías que afectan a la visión, situaciones de hipoglucemia que puede provocar desvanecimientos y mareos que pueden aumentar la siniestralidad en trabajos que implican manipulación o conducción de vehículos.


·         Disminución de la movilidad y lesiones articulares: 

 

Sobre todo en extremidades inferiores, aumento de las lesiones de espalda.


·         Aparato digestivo:


Mayor probabilidad de reflujo disminución de la ergonomía del trabajo.


·         Ácido úrico: 

 

Degeneración articular, ataques de gota y dolor.


·         Alteraciones psicológicas:


 Mayor probabilidad al aislamiento, así como una tendencia a un perfil depresivo en personas que padecen obesidad, no queriendo decir que todas aquellas personas que padecen obesidad presenten dicho perfil.


Por lo tanto, vemos que la alimentación y los hábitos de vida tienen una influencia directa en el ámbito laboral. Debido a esto es importante que se establezcan proyectos de educación nutricional medio largo plago para ayudar a corregir aquellos hábitos poco adecuados, así como tratamientos individualizados en aquellas personas que requieran mayor grado de intervención y supervisión.






viernes, 8 de agosto de 2014

2da Charla Mes Agosto

Todo en su Lugar
¡Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar!







¡Tiempo para cada cosa y cada cosa a su debido tiempo!
¿Qué significan para ustedes?
Da la idea completa sobre la oportunidad de hacer las cosas, el deber de ser cumplidos con los deberes tanto en la calidad, como en los tiempos y considerar siempre el orden y el aseo en lo que hacemos.
En otras ocasiones se ha  hablado de la importancia de mantener las cosas en su sitio de asegurar su buen estado y almacenamiento.
Hoy se habla sobre las actividades que desarrollamos y los sitios en los que se hace.
Los invito a examinar esta imagen y comentar sobre ella. Particularmente sobre las actividades que se están ejecutando en ella.





                       
                        



Caída de carga
Todo en su lugar
A primera vista, hay unos hombres trabajando en la colocación de un aviso, lo que puede considerarse rutinario y por esto, se podríamos pensar que es de bajo riesgo.
Pero todas las condiciones y acciones que ocurren simultáneamente agregan peligros innecesarios para el desarrollo de la operación.
Veamos algunos:
    * Peligro de lesión o golpe - Ninguna de las personas en la imagen cuenta con EPP de ninguna clase
        * Peligro de lesión o daño - Los elementos de trabajo se encuentran fuera de la zona acordonada.
    Pero, adicionalmente las acciones tampoco se están realizando en el lugar que deben realizarse.
Dentro de un área de trabajo no deben llevarse a cabo visitas. Para esto están las oficinas o de hecho, con salir del área acordonada sería suficiente. Si requerimos atender a alguien, debemos organizar nuestro tiempo para hacerlo en el momento justo sin tener que involucrar a esa persona en actividades que no le competen aumentando los peligros presentes.
Las cosas deben encontrarse en su lugar y deben hacerse también en el momento y en el sitio apropiado para ellas. Cada uno es responsable de tener en cuenta su protección y la de los demás. Realizar actividades fuera de su lugar aumenta los peligros de ellas.


                                                                                                           

viernes, 1 de agosto de 2014

1era Charla Mes Agosto

¡AY!





Los accidentes pueden ser de muchas clases y sus consecuencias muy variables, pero todos tienen algo en común: ¡duelen!
El dolor es la forma de que se vale la naturaleza para decirnos que necesitamos cuidarnos más. Es una señal de parada que indica que ha tocado algo caliente o afilado y así instintivamente retraernos. Es un manómetro de presión que nos dice que un objeto nos está machacando el pie. Si no se siente dolor, lo más probable es que se hubiera crecido con algunos dedos de menos u otros impedimentos.
Pero, saber que el dolor tiene razón de ser por el servicio que presta no implica que nos guste. Hasta un dolorcito cualquiera un pinchazo, por ejemplo nos hace saltar y sentirnos miserables aunque sea por unos momentos solamente.
Los médicos han aprendido muchos medios para combatir el dolor. Recomiendan una aspirina contra un dolor de cabeza;  drogas tales como la morfina para aliviar los dolores intensos; una inyección de xilocaina permite la extracción de dientes sin dolor para la persona. Pero estas drogas de nada sirven para eliminar las lesiones que son la causa de los dolores.
Cuando el trabajador se pone zapatos apropiados para el trabajo sabe que sus pies estarán protegidos y que no tendrá que sufrir dolores si les cae algún objeto pesado en el curso del trabajo. Cuando las mujeres u hombres jóvenes que llevan el cabello largo se ponen la gorra apropiada, saben que evitan los dolores que sufrirían si la máquina llegara a atraparles los cabellos. Cuando usted usa gafas, se protege contra los dolores intensos que sufriría si llegara a caerle en los ojos un cuerpo extraño, por diminuto que fuera.
Pero la protección contra el dolor no es solamente una cuestión de usar ciertos equipos de protección. Cada vez que usted sube o baja escaleras en su casa o en el trabajo, corre el riesgo de sufrir dolores terribles a causa de una fractura de los huesos del cuerpo o extremidades. Puede evitar estos dolores, marchando despacio, mirando dónde pone el pie y sujetándose los pasamanos o baranda.
Algunas causas de dolores pueden evitarse no usando en el trabajo relojes de pulsera, anillos, cadenas, corbatas, mangas largas, bufandas, etc., ya que pueden ser atrapados en la maquinaria produciendo lesiones.
Hay muy pocas cosas en la vida peores que el dolor y muy pocas mejores que sentirse bien. La seguridad en el trabajo y en el hogar puede proteger contra el dolor y lograr que se sienta bien sin dolores. Esto de por sí sería suficiente para que todos deseáramos poner de nuestra parte evitando los accidentes que crearían obstáculos a nuestro bienestar. Todo lo que se necesita es tomar las precauciones debidas y seguir las instrucciones estipuladas para cada tarea.
Sería conveniente que cada trabajador se pasara unas horas en la sala de emergencias de un hospital. Es seguro que si viéramos palpablemente cuál es el precio de los accidentes en sufrimientos y dolores innecesarios, se estaría mucho más dispuesto a cooperar y a protegernos contra todas esas vicisitudes.
¡Manos a la obra y a acabar con las causas de los dolores en su departamento!




viernes, 25 de julio de 2014

4ta Charla Mes Julio

¿Las fajas lumbares son necesarias? Definitivamente “NO”




Ya antes se utilizaban por los trabajadores las clásicas fajas de cuero,  como las que usan los pesistas, esto por la creencia errada de que el trabajo de manejar cargas es parecido al envión de levantar pesas. Pues No, no se parecen, los fisicoculturista ellos la aprietan hasta el tope, comprimen su abdomen con mucha fuerza, y no respiran, cuando exista un trabajo donde no sea necesario respirar por 8 horas, creo que si van a ser adecuadas.
Que dicen los expertos, pues bien nuestros redactores de Normas Venezolanas dijeron que no  se va a hacer una norma sobre este equipo, porque no es un EPP (equipo de protección personal),  ya que consultaron la literatura internacional que hablaban mal de la faja.
El Inpsasel (Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales de Venezuela) también puso su grano de arena cuando en un dictamen, no considera la faja como un EPP e insta a los empleadores a no utilizarlas.
Que dicen los médicos: eso es un equipo post operatorio de uso limitado.
Y por que se sigue usando?, dos palabras: Uso y costumbre, algunos trabajadores sienten que son más fuertes cuando portan su cinturón de “seguridad” y esto lo lleva hasta adquirir por cuenta propia las fajas si el empleador no se las proporciona.
Cuál es la mejor solución, Numero UNO, información yo no voy a usar un EPP hasta estar convencido de su eficacia, apliquemos lo contrario en este caso. Desestimulemos su uso.  El dictamen de Inpsaseles muy amplio en los efectos nocivos de la faja.
Y entonces que usar, Mejorar el corsé Muscular, esto en palabras coloquiales, bajar y fortalecer el abdomen y hacer ejercicios para la espalda y practicar las posturas correctas para manipular cargas.
La tecnología de movimientos de cargas a mejorado muchísimo con los año y ya es fácil ver en fabricas como se instalan sistemas “ergonómicos” para no  sobre esforzar nuestros músculos… Pero recuerden que el levantamiento de cargas no solo se hace en el sitio de trabajo, sino en la casa, cuando se levanta una caja, un saco, en el carro, moviendo la batería, etc.




viernes, 18 de julio de 2014

3era Charla Mes Julio

Los hábitos de seguridad








No se Pretende hacerles creer que se tiene los conocimientos de un psicólogo profesional, pero no es preciso ser un psicólogo para saber  lo importante que son los hábitos en nuestras vidas. Se tiene información por los libros, muchas veces en diferentes artículos y porque se observa con frecuencia lo que las personas hacen, bien o mal, sin pensar.

Cada vez que se hace algo sin pensar y siempre de la misma forma, es porque se ha adquirido un hábito, o sea una conducta adquirida. Es como si tuviéramos dentro de nosotros mismos un botón que al apretarlo, como en una máquina de cigarrillos, saliera siempre la marca que queremos.

Es como salir de casa por la mañana en dirección al trabajo. No se necesita pensar que se debe ir por tal y tal calle, doblar a la derecha en tal esquina, cruzar la próxima calle, etc. No se necesita pensar en todo esto, porque se hace tantas veces que el recorrido ya se tiene grabado en el cerebro, incluso aunque se puede distraer  en algo que absorbe toda atención, nunca se equivoca porque ya la persona esta habituada en hacerlo.

En el trabajo

Los hábitos ayudan también en casi todo lo que se hace. Para aquellos de que nunca han operado una grúa, parece uno de los trabajos más complicados en este mundo; sin embargo, para él operador no es nada complicado, si es un buen operador de grúas. Mueve el aguilón al lugar preciso donde debe cargarse la carga, sube y baja la carga con toda precisión, sin rozar paredes, bultos etc., y obedece las señales casi sin verlas.

Puede hacer su trabajo bien porque aprendió a hacerlo hace tiempo de la forma correcta y lo ha hecho infinidad de veces.

Todos se pueden acostumbrar a hacer gran parte de sus trabajos automáticamente, una vez que han aprendido a hacerlos bien, una vez que están seguros que la manera en que los hacen es la correcta y la más segura. La forma segura puede convertirse con el tiempo en algo que se hace automáticamente, sin pensarlo dos veces.

Si un trabajador nuevo se acostumbra desde el primer día a levantar cargas doblando las rodillas, poco a poco se acostumbrará a doblar las rodillas siempre que tenga que levantar algo, no necesitará repasar mental-mente todos los pasos necesarios para levantar una carga correctamente.

Un mal hábito  puede producir una lesión, por lo tanto es necesario que corrijan y lo transformen en uno correcto. Deben hacerse el propósito de nunca usar una llave para clavar un clavo. Si lo hacen así al cabo de un tiempo se darán cuenta que jamás volverán a clavar un clavo con otra herramienta que no sea un martillo. Habrán adquirido un hábito correcto.

Mantener presente que cuantos más hábitos correctos tengamos, menos lesiones sufriremos.






viernes, 11 de julio de 2014

2da Charla Mes Julio

El buen Ejemplo

.
El respeto que se obtienen de un trabajador con menos experiencia produce cierto orgullo y satisfacción, en cierta manera. Es un sentimiento agradable saber que otros les observan y tratan de hacer su trabajo en la forma en que otros lo hacen.

 Pero junto con este sentimiento agradable va un sentimiento de responsabilidad, ya que los trabajadores nuevos no son siempre suficientemente vivos para diferenciar entre los hábitos correctos y los hábitos incorrectos de ustedes. Ellos saben sólo que ustedes saben trabajar mejor que ellos, de esta manera ellos consideran que todo lo que ustedes hacen es correcto.

Donde se pueden hacer el mayor bien o causar el mayor mal es en el ejemplo que puedan dar en aspectos de prevención de accidentes.

Por lo general, los trabajadores tienen un poco de miedo cuando empiezan en su nuevo trabajo. Todo es nuevo, no saben la forma en que se trabaja en la empresa, y no han sido alertados lo suficientemente acerca de ciertos peligros, por lo tanto no están seguros de cómo evitarlos. Por eso es por lo que se fijan de los otros trabajadores, para en esta forma fijar y acomodar su conducta y buscar la solución a su problema. Si ven a personas que realizan su trabajo con precisión y que al mismo tiempo son muy precavidos, tratarán de hacer lo mismo y habrá muchas posibilidades de que consigan hacerlo en breve también como ustedes.

Pero puede pasar que ellos ven en ciertos trabajadores a alguien que no da la mínima importancia a la prevención de accidentes, que pasa por alto las instrucciones sobre este tema; ante esto ellos deducen que se les ha tratado de inculcar la prevención de accidentes simplemente porque no había otra forma mejor de llenar ese tiempo. Saben realmente lo que están haciendo y que se puede tomar el lujo de actuar en la misma forma en que ustedes lo hacen sin correr ningún peligro.

Quizás se exponen a peligros y salen sin embargo de ellos sin ninguna lesión; pero cuando un trabajador nuevo pretenda hacer lo mismo que los otros trabajadores, seguramente se lesionará, ya que tiene menos experiencia que ustedes en la forma de evitar un peligro específico.

Si no acata las normas  y en las instrucciones que les tratamos de inculcar en todas nuestras charlas, si les dan un mal ejemplo, les cortan una línea vital y les dejan en cierta forma desamparados y perdidos.

Muchos trabajadores con experiencia en nuestra empresa dicen que ellos no son los guardianes de los trabajadores nuevos. Quizás que si la empresa quiere que sean guardianes o maestros se les debe pagar algo extraordinario. La empresa no pretende que sean maestros, simplemente que tengan un poco más de cuidado en actuar más correctamente cuando presientan que un trabajador nuevo les está observando. En este mundo en que vivimos, todo lo que hacemos tiene una influencia en aquellos que están alrededor de nosotros, y cuanto más nos admira y nos respeta una persona, tenemos más obligación de obrar con cuidado sabiendo que nuestra influencia va a ser mayor.

Sé que en nuestra empresa muchos ponen en práctica todo esto a lo que me he referido en esta charla, pero hay otros, sin embargo, que lo olvidan frecuentemente y siembran un mal ejemplo. Espero que de ahora en adelante tengamos todos siempre presente este importante problema.